SESC Pompeia - Lina Bo Bardi (360°)



El SESC se construyó en los terrenos de la antigua fábrica de toneles, en la Rua Clélia 93 del barrio Pompéia, Sao Paulo, Brasil.
Vila Pompéia, también concocida simplemente como Pompéia, es un barrio de la ciudad de São Paulo, localizado entre los distritos de Perdizes e Lapa. Limita con los barrios de Perdizes, Água Branca, Lapa, Barra Funda y Vila Romana.
El antiguo barrio de clase media ha marcado un cambio socioeconómico debido a la puesta en marcha de edificios de alto standing, aunque sus habitantes siguen enfrentándose a las caóticas y constantes inundaciones de sus calles, problema acentuado por la integración vertical y la falta de inversión en infraestructuras.

CONCEPTO
Se puede decir que el modo de entender el programa arquitectónico en Pompéia tiene que ver con una manera de estar en la ciudad y de ocupar los espacios públicos o colectivos, casi un ejercicio de “micro-urbanismo”. El proyecto se plantea como agregación; el contexto se entiende como ruina sobre la cual se interviene. Es lo se llamaría una “operación de arquitectura” al hacer de un proyecto otro. Dicho de otro modo, se trata de una construcción que se sitúa entre la intervención y la invención (Philippe Blanc)
Las obras de Lina Bo Bardi acreditan un potencial popular de creación, otorgando espacio y voz para que esto ocurra: los espacios en algunas ocasiones considerados “feos” e inacabados invitan a ser construidos y reconstruidos con el triunfo del propio uso. Los proyectos son una apropiación, digestión y propuesta de un nuevo y moderno movimiento local, brasilero, a partir de la incorporación de la gente. Esta idea impregna el concepto del libre albedrío que distingue la obra de la arquitecta, como el MASP, con sus grandes manifestaciones populares. Esta misma forma y pensamiento también da fuerza y significado al SESC Pompéia.

ESPACIOS
Acompañando el volumen ya existente de la antigua fábrica de toneles, la arquitecta añadió dos edificaciones verticales unidas a la fábrica por pasarelas aéreas.
Gran parte del diseño del SESC Pompéia fue definido sobre el terreno, ya que la arquitecta trasladó su oficina a la fábrica durante la rehabilitación. En este proyecto Lina Bo Bardi decidió mantener la mayor parte del complejo igual que estaba para preservar las características del lugar.
Con el fin de mantener las cualidades espaciales existentes en el sitio, la arquitecta enfocó la colocación de los objetos de forma libre dentro del espacio, como una fina estructura de hormigón que divide la sala principal en una biblioteca, un espacio de exposición y un salón colectivo, con una chimenea y un río que corre a través de todos ellos.
Este centro de ocio se compone de los espacios de la antigua fábrica y de dos volúmenes de cinco plantas en las que se distribuyen un bloque de canchas, piscina, un área de talleres, una biblioteca, salas de estar y de exposición, un auditorio, un restaurante y un largo solárium.

[video 360°]


TEATRO
El espacio abierto para la expresión o proceso creativo es invocado frecuentemente por la arquitecta en el SESC Pompéia, el teatro disuelve su forma tradicional de teatro para opera y se adapta a los requisitos necesarios para las obras que en él se representen.
El público siempre tiene al frente la otra parte del público, contrariamente a lo que ocurre tradicionalmente en un teatro en cual la audiencia se encara a los artistas, quienes, en este caso, tienen que crear nuevas formas de expresión y comportamiento en un escenario con dos frentes.

CALLE INTERIOR
El nuevo proyecto incorpora la calle interna de la fábrica, convirtiéndola en un escenario para manifestaciones espontáneas o representaciones programadas. La calle, en pendiente, penetra en el programa cultural y de servicios, conduce al visitante hacia un área más reservada, que en su mayoría alberga la piscina y el área de deportes. En el interior de la parcela existe un encuentro de “vías” para peatones, la principal es la que cubre el Arroyo de Águas Pretas (Córrego das Águas Pretas).

ESTRUCTURA
La estructura original del edificio fue realizada con hormigón armado y cerchas de albañilería. El espacio entre los cobertizos interiores son tratados como una calle, prolongación de la acera de la Rua Clélia, fortaleciendo la estructura de la fábrica.

REHABILITACIÓN
La antigua fábrica, construida a partir de tecnología importada y sofisticada para la época tenía que ser reinventada. El proyecto de SESC Pompéia propone mantener el espacio libre de los galpones, pero sugiere catalizar las actividades y revitalizar el lugar. Las funciones de la antigua estructura serían rediseñadas y el proyecto de tecnología fabril convertido en un proyecto moderno enfocado a usos populares como piscinas, cafetería, biblioteca, salas de exposición, pistas de deporte, etc.
Para que el espacio pudiese albergar todo el programa previsto y mantener la antigua fábrica, sería necesario la construcción de dos torres al final del terreno, decisión que otorgó una aspecto monumental al complejo.