Museo de Troya



Ubicado a 800 metros del sitio de la antigua ciudad de Troya, el museo de color naranja, por su revestimiento de acero corten, fue diseñado por el estudio de arquitectura turco Yalin Mimarlik, para parecerse a un "artefacto excavado".
Troya es una antigua ciudad ubicada en la actual Turquía, famosa por el sitio mítico narrado en la Ilíada de Homero. Las excavaciones del sitio revelan el primer contacto entre las civilizaciones de Asia y el Mediterráneo.
"El Museo de Troya está honrando este patrimonio y es un medio para contar la rica historia de Troya en relación con su contexto natural, cultural, artístico y arqueológico", explicaron los arquitectos. Yalin Mimarlik ganó un concurso organizado por el Ministerio de Cultura y Turismo de Turquía para diseñar el museo en el sitio, que fue declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO en 2011.
La obra cuenta con 2,000 metros cuadrados de espacio de exhibición, dividido en cuatro pisos, mostrando objetos antiguos.
La entrada del Museo de Troya se encuentra en el piso subterráneo, a la que se accede por una gran rampa con paredes de concreto con nichos para albergar pequeñas exhibiciones.
Además del hall de entrada, este piso subterráneo alberga espacios de exhibición, una cafetería, un restaurante, tiendas, laboratorios de conservación ocultos y espacio de almacenamiento para la colección del museo.
Desde el espacio subterráneo, una serie de rampas internas que envuelven el interior del cubo brindan acceso a los espacios de exposición de arriba.
Estas rampas también conducen a una terraza en la azotea, que ofrece vistas al sitio arqueológico de Troya y otras áreas de excavación cercanas.
Todos los interiores del Museo de Troya han sido amueblados de forma mínima, con el marco de hormigón del edificio expuesto para mantener el enfoque en las exhibiciones.

fuente: www.dezeen.com