Instituto Salk - Louis Kahn


Diseñado por Louis Kahn el año 1965, este monumental proyecto es una propuesta simétrica, dos estructuras que se espejan separadas por un patio vacío. Un estrecho curso de agua lineal avanza por el eje del patio, direccionando las vistas hacia el océano Pacífico.
Cada edificio tiene 6 niveles, siendo los tres primeros laboratorios y los tres últimos, áreas de apoyo. Están conectados a torres que acogen los recintos de estudio individual. Las torres al extremo este de los edificios contienen dos sistemas de calefacción, ventilación, entre otros, y al extremo oeste las torres presentan seis pisos de oficinas que miran hacia el océano Pacífico, proporcionando un amiente acogedor y tranquilo para la concentración. La separación de los laboratorios y recintos de estudio individual fue deliberada, marcando las diferentes actividades.
Debido a los códigos de zonificación, las dos primeras plantas deben ser subterráneas, donde se encuentran algunos laboratorios. Para que reciban luz solar suficiente, fueron proyectados una serie de lightwells en ambos lados de cada edificio, con aproximadamente 12 metros de ancho y 7,5 metros de largo. Los laboratorios subterráneos son espacios iluminados por grandes paneles de vidrio.
Los materiales que componen el Instituto Salf son concreto, madera, plomo, acero y vidrio. El concreto fue hecho a partir del estudio de una técnica de arquitectura romana. Una vez realizado, no hubo detalls adicionales de terminaciones, con el fin de proporcionar el brillo natural del hormigón. Los espacios "servidos" y los "sirvientes", como Kahn los denomina, fueron claramente separados.
El patio vacío es de mármol travertino. La vista está direccionada hacia el mar, a través del hilo de agua que corre por su eje. La simetría es así puesta en valor, y la monumentalidad se hace presente. Un "cuidadoso proyecto de espacio", afirmaba Louis Kahn.
El Instituto Salk fue creado por el Dr. Jonas Salk, inventor de la vacuna contra el polio.

fuente: www.plataformaarquitectura.cl