Colegio Distrital La Felicidad (Bogotá)


Promovido por la Secretaría distrital de Educación y convocado por la Sociedad Colombiana de Arquitectos de Bogotá D.C. y Cundinamarca, se realiza en el año 2013 un Concurso público para seleccionar la mejor propuesta de diseño para un Colegio en la localidad de Fontibón. La firma de arquitectos FP arquitectura gana el primer puesto del concurso con una propuesta que denomina: Un aula un patio, un colegio un gran patio. Finalmente, el colegio es construido e inaugurado a finales del 2017, y seleccionado por el Banco Interamericano de Desarrollo- BID como una de las Escuelas más innovadoras en América latina, resaltando su integración con la comunidad y el diseño creativo aplicado a un modelo educativo contemporáneo.

Idea principal
En contraposición a los esquemas tradicionales de organización de equipamientos educativos, de crujía de aulas y corredor a un lado, el colegio La felicidad se concibe bajo un principio ordenador que consiste en una serie de patios que articulan cada uno de los componentes del programa, funcionando como extensiones a cielo abierto de los espacios educativos. Esto posibilita llevar las actividades fuera del aula y permite su integración con la naturaleza.

Organización del colegio
El colegio se organiza en cuatro grandes zonas que se dispone alrededor de un gran patio central. Sobre el costado sur se organizan en primer nivel las aulas de primaria y en el segundo nivel las de secundaria. En el costado norte, con un acceso separado, se ubican en un solo nivel las aulas de preescolar. En el costado occidental se dispone el restaurante escolar y el auditorio. En el costado oriental, como volumen representativo del conjunto, se ubica el centro de recursos integrados, la biblioteca y los espacios administrativos. Parte de este bloque se eleva del suelo permitiendo transparencia y accesibilidad hacia el patio principal y generando la posibilidad de integración con el barrio.

Aporte a los procesos pedagógicos
Al disponer de patios y terrazas de diferentes escalas como extensión de los espacios educativos, se permite que los estudiantes tengan un mayor contacto con la luz natural, la vegetación y los espacios abiertos. Mientras que a los docentes se les brinda la posibilidad de realizar otras actividades pedagógicas no habituales como el cultivo de huertas o trabajos grupales al aire libre. Los patios de varias escalas (patios-aula, patios de recreo y el gran patio principal) son concebidos como espacios para la vida democrática, permitiendo el encuentro y el reconocimiento entre los estudiantes y docentes como parte de una comunidad académica, y en un sentido más amplio, como ciudadanos.

Viabilidad técnica y económica
Se propone una estructura en pórticos de dos niveles en concreto y una paleta reducida de materiales: muros en ladrillo a la vista, pisos en adoquín y gres, ventanas en vidrio claro templado y aluminio gris anodizado, tubería de acero para pasamanos y rejas. Todos materiales resistentes, de poco mantenimiento y bajo costo que no requieren mano de obra especializada.

fuente: www.archdaily.co