Ladera de la misericordia - Lina Bo Bardi


El edificio, que data de 1987, consta de un conjunto de cilindros de hormigón armado que albergan un restaurante. El terreno sobre el cual está implantado este edificio es un polígono irregular próximo a un triángulo rectángulo.
El volumen principal se define por una cáscara de un diámetro de nueve metros. Está ubicado en el terreno tangente a los límites que constituyen su vértice extremo, por lo que se posa ligeramente lejano al centro de gravedad del terreno triangular. En él se inscriben dos cilindros con un punto tangencial común entre las tres circunferencias generatrices.
El primer cilindro inscrito, con un diámetro igual a cinco metros, está provisto internamente por una masa elevada de piso aproximadamente un tercio de la altura del volumen principal. Configura el escenario. Se interrumpe por la cáscara del segundo cilindro que sube por sobre la mitad de la altura. Configura una jardinera e incluye a la gran higuera existente. Externamente, la cubierta del escenario se define por una cáscara elevada que parte de la losa de cubierta del volumen principal y avanza un tercio de su altura. Configura una segunda jardinera. Es interrumpida por un vacío circular definido por la proyección del segundo cilindro, a través del cual llega a la figura exterior. La cubierta está dada por una lámina de plástico translúcido.
Adyacente al lado externo del cilindro principal y también tangente a los lados que constituyen el vértice extremo del terreno hay otro cilindro. Tiene un diámetro igual a cuatro metros y está alineado en altura al cilindro mayor. En él están albergados los servicios del restaurante. Tangente a estos cilindros y al lado que determina el límite de los extremos del terreno hay otro cilindro de diámetro igual a dos metros, que define el volumen cerrado de una escalera helicoidal, comunicando esto al nivel inferior de servicios, con una parte enterrada del cilindro, y posibilitando el acceso al interior a través de un corredor y una puerta abierta en el muro de arrimo. Comunicando el nivel principal a las terrazas de la cubierta a los cilindros, hay una segunda escalera helicoidal, abierta, también tangente a los dos cilindros, pero mirando al lado del triángulo que define su frente.
El acceso principal al restaurante se genera por una escalera que inicia paralela a la lateral de una casa remanente adyacente a esta parte del terreno. Presenta una inflexión en la mitad de su curso ascendente, volviéndose paralela al muro de contención que genera el límite con la calle, hasta llegar al recinto del cilindro mayor, el salón de las mesas del restaurante.
Conteniendo la escalera y llegando a la casa vecina perpendicular a la fachada lateral, hay dos contrafuertes de mortero que contribuyen a la estructura de los volúmenes. En la fachada lateral opuesta, los contrafuertes tienen una continuidad por sobre la segunda casa hasta llegar a la próxima. El límite superior del plano de contrafuerte es escalonado y alberga las jardineras.
Todas las superficies verticales, externas e internas, poseen una textura vertical dada por las formas del mortero armado. Las aperturas de los volúmenes cilíndricos principal y de servicios tienen formas ameboides. Internamente es posible cerrarlas con paneles de doble celosías articulados en madera.

* Este texto corresponde a la traducción de un ensayo de Camila Dias desarrollado para el taller de ArchDaily Brasil, impartido por Igor Fracalossi en el Programa de Investigación y Estudios de Posgrado de la Universidad Federal de Río Grande do Sul.