Nuevo Centro Cultural de Rafaela


Ex Mercado de Rafaela de Federico Cairoli en Vimeo.


Viejo Mercado Municipal / Nuevo Centro Cultural de Rafaela

Entendimos también que, para devolver al nuevo espacio del viejo Mercado su condición publica y su carácter histórico, había que ‘dotarlo’ con un programa diario y cotidiano, para que su uso sea continuo y permanente por parte de la población. Nace así la idea de volcar en el viejo Mercado los programas culturales que operan diariamente y diferenciarlos con el Área de Convenciones y Eventos, donde su uso es puntual y acotado. Este nuevo edificio Área de Convenciones y Eventos / Hotel / Oficinas es diseñado independiente y específicamente para estas funciones y estará dotado acústica y tecnológicamente para dichos programas.

Entorno Urbano
Entre el viejo mercado y el nuevo edificio del Área de Convenciones / Hotel / Oficinas generamos una plaza publica / Entrada urbana al nuevo complejo cultural, que se abre al sur hacia la calle San Martín, al Cine Belgrano y conceptualmente al Boulevard Santa Fe con una marcada geometría, generada por las dos grillas rotadas urbanas existentes de la ciudad. Pensamos que este nuevo espacio de carácter marcadamente publico generara un recorrido urbano peatonal potenciado por la proximidad del Boulevard Santa Fe como así también la proximidad del Parque “Feria de los Artesanos”. Pensamos que el ingreso a un edificio tiene mucho de ceremonia, que puede llegar a ser cotidiana, pero que igualmente significa el paso de la ciudad al edificio, del exterior al interior, que debe ser reconocido y señalado espacialmente. Este nuevo ingreso urbano, a través de esta nueva plaza publica, sirve de expansión de los programas culturales y de eventos del nuevo complejo, lugar donde se puede generar encuentros casuales y de desarrollo de actividades educativas, lúdicas y artísticas tales como feria de libros, juegos para niños, lectura informal, conciertos, exposiciones, etc. Generamos también un piso único en la plaza y la planta baja del complejo y las veredas de la manzana, como así también en la calle Ciudad de Esperanza, tratando de esta manera de borrar los limites entre el interior y el exterior, entre el edificio y la plaza, entre el complejo cultural y de eventos y la ciudad. Pensamos también que la localización de los programas comerciales, asociaciones culturales y las cooperativas de trabajo y diseño vitalizarán eventos extra culturales a realizarse sobre dicha calle.

Carácter del Complejo Cultural
La volumetría original del viejo Mercado es mantenida y sus fachadas restauradas, los espacios de uso mixto se sitúan en el perímetro del edificio, muchos de ellos con acceso independiente cuando es requerido. El espacio central permanece abierto y solo se construye una bandeja simple, que flota en esta gran área. En la planta baja se ubica el Museo de Bellas Artes “Urbano Poggi y el Museo de la Fotografía, con su ingreso propio desde la Calle Ciudad de Esperanza al oeste del complejo, permitiendo así su independencia de uso cuando los museos lo requieran. En el gran espacio del viejo mercado en planta baja esta ubicada la Biblioteca “Lermo Balbi” con visuales hacia la nueva plaza de ingreso y con su expansión con el espacio de lectura y bar literario bajo el gran techo del mercado. Sobre la bandeja en el espacio central se ubica el Liceo Municipal “Miguel Flores”, donde los talleres son diseñados como grandes balcones hacia el espacio central y la nueva plaza urbana.

Área de Convenciones Exposiciones y Eventos
El Área de Convenciones, Exposiciones y Eventos esta contenido en un nuevo edificio al Este del viejo Mercado Municipal, con ingreso propio y con conexión interior al complejo cultural, pudiendo así tener independencia y conectividad interior cuando el programa lo requiera. Sobre la fachada este, el edificio tendrá su estacionamiento vehicular y carga y descarga de equipos y servicios, diferenciándose con el ingreso general a través de la plaza publica. El Hotel / Oficinas se ubica sobre la calle Sarmiento, con su fachada principal al norte, aprovechando la luz natural y las vistas de la cuidad. Cuenta con ingreso propio y conectado interiormente con el área de Convenciones, Exposiciones y Eventos.


Etapabilidad
Resulta de gran importancia entender que este proyecto de gran escala y magnitud no puede ser construido de una sola vez. Por eso pensamos en una etapabilidad razonable que no impida la clara funcionalidad del edificio, ni la interrupción de los programas existentes vigentes en el complejo. La primera etapa esta destinada a la restauración del viejo mercado municipal, devolviéndole su carácter original y de patrimonio, y la nueva construcción de la bandeja en el espacio central. Una vez terminada la primera etapa, se reubicarán los programas que hoy funcionan en los edificios anexos al mercado, interrumpiéndose el funcionamiento de los mismos solo el tiempo de mudanza. La segunda etapa será la demolición de dichos edificios anexos por fuera del viejo mercado. La tercera etapa esta destinada a la construcción del Área de Convenciones y Eventos, al ser este independiente del resto, no impedirá que el resto del programa funcione con normalidad durante su construcción. La cuarta etapa será a la construcción del Hotel / Oficinas, y, debido a su localización, el centro cultural y el área de convenciones y eventos no sufrirá cambios hasta su finalización.


Sustentabilidad
• Colectar la lluvia
El diseño para el nuevo Centro Cultural de Rafaela minimiza la cantidad de agua de lluvia desplazada a la colectora y el consumo de agua potable. La gran superficie de los techos son diseñados para dirigir el agua de lluvia a piletas de colección (cisternas) en el complejo. El agua de lluvia almacenada es usada para suministrar un sistema de agua gris que reduce el consumo de agua potable del mismo.

• Admitir la luz del día

El diseño para el nuevo Centro Cultural de Rafaela ofrece luz solar y vista a todos los ocupantes. Los nuevos materiales utilizados protegen al proyecto de las ganancias innecesarias de calor. Al mismo tiempo, los nuevos volúmenes son socavados con incisiones de cristal para ayudar a divulgar la luz del día en los espacios interiores y para no depender de la luz artificial (gasto de energía) y proporcionar conexiones visuales con el exterior.

• Generar Energía

Al poseer una gran cantidad de superficie en los techos, proponemos el uso de paneles fotovoltaicos para la colección y almacenamiento de energía. Si bien este es un costo operativo importante, dada la cantidad de superficie disponible para este sistema, el complejo podría almacenar entre un 20% a 40% de la energía requerida en un edificio tradicional. Debido a la materialización y a la aislación térmica pensada para el nuevo complejo se podría reducir considerablemente el consumo de energía. Los techos son construidos con colores claros y materiales de alto albedo para ayudar a minimizar la ganancia del calor radiante.

• Respirar

El diseño del nuevo Centro Cultural de Rafaela fomenta una ventilación pasiva en todos los espacios interiores. El viejo mercado fue construido originalmente con un sistema de respiración pasiva inteligente que sera restaurado y el Área de Convenciones tendrá un sistema similar de ventilación, con perforaciones en la cubierta distribuidos estratégicamente en toda la planta, que permitirán que el aire usado se renueve en todos los diferentes programas reduciendo la dependencia en sistemas de ventilación mecánica.

fuente: arqa.com
más información en: tectonicablog.com